Vive saludablemente

 

 

El secreto de vivir saludablemente es hacerse activo. Los efectos secundarios de no mantener una actividad física diaria son, sentirse cansado, débil, e intranquilo. Para poder mejorar tu salud, camina, corre o haz ejercicio. Cuanto más actividad física hagas, más energía sentirás y serás más saludable.

Es importante que nuestro cuerpo descanse entre 7 u 8 horas cada noche. Nos devuelve la energía y nos alivia el estrés. Cuando hemos descansado tendemos a tomar decisiones más sabias, y mantenemos un sistema inmunológico más fuerte en general.

Los expertos han encontrado que cuando no dormimos lo suficiente se presentan alteraciones que podrían desencadenar problemas de salud. Por esto es que mantener un estilo de vida sin estrés en todas las áreas es muy importante.

Hacer ejercicio también nos permite tener un sueño reparador y acelera nuestro metabolismo con lo cual oxidamos o quemamos más grasa.

 

Lo que más me ayudó desde que inicié el viaje de ser más saludable, fue empezar una rutina diaria.

Me levanto antes del alba, medito o tengo unos minutos conmigo misma y hago ejercicio antes de ir a la ducha. Empecé a sentirme más enérgica.

La actividad física no solo te ayudará a sentir más energía, si no también con más vigor. Camina a tu propio ritmo y dentro de unos días empezarás a ver los resultados.

Te ayudará a disminuir el estrés y a dormir mejor.

 

Yo te aliento a invitar a un amigo a tus caminatas diarias o a hacer ejercicio. Te ayuda a permanecer motivado y concentrado. Un beneficio de hacer ejercicio con alguien no es solamente ayudarte a ti mismo, también ayudarás a un amigo a marcar una diferencia en su salud. Toma este tiempo para hablar y compartir tus ideas y metas acerca de mantener un estilo de vida saludable y comprométete contigo.

 

Un factor importante para mantener un estilo de vida saludable, es tener cuidado con lo que comes. Comer sano empieza por aprender como hacerlo de manera inteligente.

No solo es lo que comes, sino cómo lo comes.

La elección de tus ingestas puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes, etc.

 

Adicionalmente, adquirir hábitos saludables en la forma de comer, puede aumentar tu energía, mejorar tu memoria y estabilizar tu humor.

Puedes abrir tus opciones buscando ayuda del profesional de tu elección y así mantener continuidad en el equilibrio de tus comidas.

 

Desafíate a ti mismo, como decía Albert Einstein, “ Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Haz cambios para mejorar tu vida.

Realiza una actividad diaria.

Prepárate, busca recetas de comidas saludables.

Traspasa la barrera de los 21 días, sentirás la diferencia, y motivado a continuar con los nuevos hábitos.

 

Nuestro cuerpo es muy valioso, es el vehículo mediante el cual nos movemos y ejecutamos lo que pensamos o soñamos, así que lo tenemos que cuidar.

Podemos empezar a vivir saludablemente haciendo una elección conveniente de alimentos (reduciendo al máximo el azúcar refinada, carbohidratos muy procesados, refrescos azucarados, etc.) manteniendo nuestro cuerpo en forma, dejando vicios, quitándonos del estrés, y descansando adecuadamente.

Al tener una dieta equilibrada, estamos asegurando al organismo, los nutrientes necesarios en las cantidades correctas.

 

Mientras pasamos por esta vida, escuchamos constantemente que hay una correlación entre el éxito y el vivir de forma saludable, que no puede ser ignorada. En otras palabras, no vivir de forma provechosa puede traer muchos inconvenientes en nuestro camino hacia el éxito, y podemos estar truncando oportunidades o resultados que de otra manera habrían sido fructuosos si hubiésemos prestado atención al muy valioso recurso que es nuestra salud.

 

Si quieres cuidar tu vehículo (el cuerpo), tienes que preparar un plan de salud e identificar las debilidades para no fracasar. Tal vez ese camino podría ser un poco más fácil.

 

 

  • Lee las etiquetas de nutrición para estar seguro de que los ingredientes que tú y tu familia están consumiendo son puros. Los ingredientes artificiales, consumidos frecuentemente tendrán un efecto negativo en tu cuerpo. Cuando tengas dudas, no lo cojas.

 

 

  • Bebe agua suficiente.

 

 

  • Pierde peso para que tu cuerpo pueda usar apropiadamente el combustible que tú le das. Al tener sobrepeso, todos los sistemas del cuerpo tienen que trabajar el doble. Míralo de esta manera, ¿Qué pasa cuando tratas de coger a alguien que es de mismo peso y ponerlo en tu espalda? Tu corazón se acelera, tus articulaciones están cargadas, te sientes fatigado.

 

  • ¿Mantienes un bienestar mental y espiritual intacto, beneficioso? El punto es que, basura que entra es igual a basura que sale. La gente tóxica no debe ser permitida en tu espacio y lo mismo aplica para la información, no malgastes tu tiempo y energía en programas, noticias, etc. que te empobrezcan que no te aporten vitalidad y ganas de ir adelante. Si se le permite, la gente e información tóxica puede destruir la autoestima de una persona y eliminar un recurso muy crítico en el camino al éxito.

 

  • Encuentra tiempo para el ejercicio todos los días. Involúcrate en una actividad que disfrutes y sigas haciéndola. Tu cuerpo te lo agradecerá.

 

  • Recreación semanal y diversión son esenciales para limpiar las telarañas y reanudar la conexión cerebro/trabajo. El disfrute y el placer nos ayudan a concentrarnos en trabajar duro y en alcanzar nuestras metas.

 

  • Construye relaciones fuertes con la familia y amigos. Un sentido de comunidad y confianza entre individuos nos trae aceptación, amor y valor a nuestras vidas. Sin una comunidad, nuestro viaje hacia el éxito no parece tener mucho significado.

 

  • Cuida tu salud. Desarrollando una rutina de mantenimiento preventivo como visitar a tu nutricionista, médico de cabecera, dentista, dermatólogo, etc. Puede ayudar a manejar y encontrar problemas antes de que sean críticos.

Un médico puede encontrar hipertensión, diabetes, asma, y otras enfermedades antes que tú.

Un dentista puede ayudarte a mantener una linda sonrisa y prevenir enfermedades de las encías guiándote hacia un régimen dental diario de cepillado/hilo dental y

un nutricionista puede ayudarte a alimentarte mejor, evitar enfermedades y tener mejor calidad de vida.

 

  • Por último, pero no menos importante, no fumes y limita tu consumo de alcohol. Fumar es probablemente una de las peores cosas que puedes hacerle a tu cuerpo porque el químico tóxico en el humo del cigarro triplica el riesgo de cáncer de pulmón. Tú también puedes arriesgarte a desarrollar una enfermedad del corazón muy seria y problemas de respiración.

Siguiendo los consejos anteriores, estarás en la ruta para tener una mejor salud y productividad en tu camino al éxito.

 

En definitiva, el objetivo es la salud, sin ella se nos dificultarán las cosas. Utilicemos el sentido común.

Recuperemos los patrones del estado natural del ser humano:

 

  • Postura erguida
  • Movilidad fluida
  • Silueta proporcionada

 

viky-sobre-mi-exito

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *